ColumnistasAndrés Currea H

Adiós a un amigo

Lastimosamente el día lunes falleció un buen amigo de la radio tolimense, Armando Monroy, buen conversador, eterno director de la desaparecida Radio Super del Tolima, y abogado.

De hablado rápido y aspecto sereno (que no lo era) recuerdo a Armando Monroy, jocoso amigo de la radio, que laboró por muchos años en Radio Super del Tolima, como control y luego como director, cargo del que nunca pudieron sacarlo y que defendió a capa y espada ante evidentes injusticias laborales, de hecho, esta batalla legal lo inspiró para cumplir uno de sus grandes sueños, ser abogado. Y lo logró, se especializó y se convirtió en el defensor de muchas personas a las cuales no les cobraba un solo peso.

El “magistrado”, le gritaban en la carrera tercera con calle 10ª, lugar del centro de la ciudad que se convirtió en su oficina y lugar de encuentro con los muchos amigos que hoy lo recordamos.

Fue un crítico de la radio mal elaborada y sin respeto por el oyente, por tal tema protagonizaba duros debates con colegas periodistas y desnudaba su fuerte carácter, como por ejemplo dejar de hablar con alguien por muchos años. Su buen sentido del humor era otra de sus características, además la facilidad con la que imitaba a cada uno de los integrantes de la familia Pava Camelo, dueños de Radio Super y quienes lo disfrutaron y sufrieron al mismo tiempo. Pero tenía un respeto profundo, casi que reverencial por el patriarca de la familia Jaime Pava Navarro, a quien describía como un hombre adelantado para su época.

Entre viajes a los Estados Unidos para visitar a sus parientes, su pasión por la radio, el derecho y su vida, Radio Super, trascurrían los días de Armando, entre bromas y acertados comentarios sobre la vida y su amada Ibagué, en su sitio favorito, el parque Manuel Murillo Toro.

Más de Andrés Currea aquí.

Recuerdo que producto de uno de sus viajes a New York, Armando se hizo de unas piezas audiovisuales casi que únicas en el mundo sobre los atentados a las torres gemelas (11 de septiembre de 2001) y me los facilitó para que realizáramos en Super Noticias,  un especial por la conmemoración de un año más del atentado terrorista perpetrado por el grupo extremista Al Qaeda, y me dijo – Andrés, se los encargo, haga un buen trabajo, un buen especial- y así lo hicimos, en compañía de Edward Amaya, Jorge Eliecer Barbosa (Q.E.D.P) Miguel Gómez, Jorge Álvarez (Q.E.D.P) , entre otros.

Siempre estaba muy temprano en la emisora, en una vieja ofician del tercer piso del edificio donde funcionó la emisora. Allí cuidaba con recelo grandes colecciones de discos que conocía con lujo de detalles, un escritorio remendado y una antigua maquina de escribir, en la cual en cuartillas de papel oficio del amarillo, realizaba sagradamente la programación musical de la emisora y planificaba las trasmisiones noticiosas y comerciales, con fina ortografía.

Un abrazo especial a su familia, a sus amigos y no tan amigos, que sé, lamentamos profundamente el fallecimiento de Armando. Buen viaje amigo.

Así nos cambió el Covid-19

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar