JudicialNoticias

Comerciante a punto de ser secuestrada por oferta de trabajo falsa en WhatsApp

La valiente mujer relató su testimonio impactante, en el cual estuvo al borde de caer en manos de criminales.

Viviana, una dedicada comerciante del Tolima, vivió momentos de terror cuando delincuentes intentaron secuestrarla bajo la fachada de una oferta de trabajo en electricidad.

«Estoy dedicada al trabajo en redes eléctricas aquí en el Tolima, con experiencia en diversas empresas del departamento», comenzó Viviana al contar su historia. El pasado 12 de julio, recibió un mensaje de texto por WhatsApp que parecía ser una oferta laboral legítima. Sin embargo, la situación tomó un giro aterrador.

El mensaje decía: «Buenas tardes, mucho gusto, hablas con Germán Eduardo Lengebeck, de la primavera 4 km adelante de Palmarosa en el municipio de Venadillo. Estamos en un proyecto de una granja porcícola y piscícola y necesitamos una persona idónea que colabore con el diseño e implementación del circuito eléctrico para la granja. Si eres la persona indicada o conoces a alguien que pueda ayudarnos, estaré agradecido. Quedo atento a tu respuesta por este medio».

Comerciante a punto de ser secuestrada por oferta de trabajo falsa en WhatsApp 4

Viviana decidió comunicarse con el supuesto cliente el día siguiente. El hombre le aseguró que habían obtenido su contacto y funciones a través de la Cámara de Comercio, generando en ella una sensación de seguridad. Ambos acordaron encontrarse en una vereda de Venadillo a las 4:00 de la tarde.

Sin embargo, sin que ella lo notara, el delincuente al otro lado de la línea estaba extrayendo información valiosa. Preguntó sobre el tipo de vehículo en el que se desplazaría y si iría acompañada. Sin sospechar nada malicioso, Viviana simplemente respondió que llegaría en un carro gris.

Más tarde, aproximadamente a las 3:00 pm, el hombre le solicitó que le informara su ubicación al llegar a Alvarado, para enviarle la ubicación exacta de la finca. Viviana siguió las instrucciones y notó que la señal del GPS se volvía lenta. A pesar de ello, continuaron conduciendo hasta llegar a la vereda Palmarosa, a 4 kilómetros de la finca.

Fue entonces cuando recibió una llamada del supuesto cliente, quien le indicó que se devolviera a la Y de Palmarosa para encontrarse con una persona en una moto roja, asegurando que no se perderían. Preocupados pero sin sospechas mayores, Viviana y su hermano siguieron las indicaciones del GPS. Sin embargo, cuando preguntaron a varias personas por la finca La Primavera, nadie tenía conocimiento de tal propiedad.

En ese momento, recibieron una llamada de un número desconocido. Del otro lado de la línea, una voz les informó que eran miembros de un frente de las Farc y que debían identificarse para asegurarse de que no fueran de la Policía o el Ejército. Alarmada, Viviana silenció el micrófono y le advirtió a su hermano que diera la vuelta y acelerara, ya que temía que fueran secuestrados o robados.

Mientras intentaban escapar, un hombre en una moto roja los interceptó. Con determinación y valentía, Viviana le pidió a su hermano que embistiera al delincuente y gracias a Dios lograron escapar ilesos. Buscaron refugio en un puesto de Policía en Alvarado, donde un patrullero les informó que un familiar suyo había sufrido una situación similar en la misma vereda.

La única solución que les ofrecieron fue presentar la denuncia en el Gaula de la Policía de Ibagué. Viviana y su hermano lograron escapar de un destino potencialmente trágico, pero su experiencia es un recordatorio impactante de los peligros que acechan en la era digital y la importancia de estar alerta ante posibles engaños.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

  • https://cloudstream2036.conectarhosting.com:7096/stream?type=http&nocache=14
  • Música y Noticias