NoticiasRegional

Con magistrados de la JEP asistieron a “Retos subnacionales de la justicia restaurativa”

El día de ayer en el auditorio de la Academia se llevó a cabo el panel de trabajo “Retos subnacionales de la justicia restaurativa. Reparación, reincorporación y garantías de no repetición”, organizado por el Centro de Estudios Regionales con el apoyo del programa de derecho y la maestría en derechos humanos y ciudadanía.

El evento convocó a entidades, víctimas, comparecientes, líderes(as) sociales, universidades, aliados internacionales y la magistratura de la Jurisdicción Especial para la Paz, en torno a la reflexión acerca de las finalidades y los alcances de los TOAR, en el régimen de condicionalidad y las sanciones propias contempladas en el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición; la reparación colectiva con enfoque territorial, y la prevención de riesgos humanitarios en el territorio producto de nuevas violencias.

El Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (SIVJRNR), se creó a partir del Acuerdo Final de Paz suscrito entre el Estado Colombiano y la antigua guerrilla de las FARC en septiembre de 2016. Los objetivos del SIVJRNR son garantizar los derechos de las víctimas, asegurar el reconocimiento de responsabilidades por los diferentes actores involucrados en el conflicto armado, contribuir a la reconciliación y brindar garantías de no repetición.

Leonoricel Villamil, lideresa social del corregimiento de Gaitania, en el municipio de Planadas, estuvo presente en el encuentro y manifestó que:

“Nosotros en el territorio más que mujeres y que somos las que hemos puesto los muertos a la violencia, hoy en día hemos dado de cada uno de nosotros ese granito de arena, y hemos puesto la confianza para que esa paz sea una realidad. Esa paz llegó a buen momento. […] Tenemos una voluntad política que nos ha ayudado demasiado para contribuirle a la paz. A esos reconocimientos que han hecho en el territorio. A ese perdón que han pedido públicamente”.

En el evento participaron los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz Danilo Rojas, presidente de la Sección de Apelación del Tribual Especial para la Paz; Camilo Suárez, y la magistrada Patricia Linares, primera presidenta del Alto Tribunal y también parte de la Sección.

Junto a la magistratura, participó la Procuraduría Delegada para la JEP y el seguimiento a la implementación del Acuerdo de Paz, el Sistema de Naciones Unidas, el Instituto Capaz, y profesores investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, Vic de Cataluña y Externado de Colombia.

De acuerdo con el profesor Andrés Tafur, director del Centro de Estudios Regionales,  quien además orienta el curso electivo de justicia transicional de la UT, “como parte del SIVJRNR, la JEP se encarga de las funciones judiciales para cumplir con el deber del Estado colombiano de investigar, juzgar y sancionar los delitos cometidos en el contexto y en razón del conflicto armado, en particular los más graves y representativos. Debido a su carácter transicional, las sanciones que imponga la JEP deben cumplir una función restaurativa y reparadora del daño causado, cuyo objetivo es satisfacer los derechos de las víctimas”.

Este tipo de sanción, agrega el profesor, tiene dos componentes principales: “uno de carácter retributivo y otro restaurativo. El primero se materializa en una restricción efectiva de libertades. El segundo componente de las sanciones propias son los Trabajos, Obras o Actividades con contenido Reparador – Restaurativo (TOAR), que deberán llevar a cabo los comparecientes para satisfacer a las víctimas y sentar las bases para la no repetición de la violencia del conflicto armado”.

Sobre este punto en particular, los TOAR, e centró el Panel, cuya relatoría centrada en los retos para su implementación subnacional, será dada a conocer el próximo año, cuando la Universidad del Tolima, en conjunto con la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo, entre otras entidades, presenten ante posibles aliados algunas propuestas para apoyar la aplicación de las sanciones propias en el Tolima.

De este modo, la Universidad del Tolima contribuye desde la academia a la construcción de paz en los diferentes territorios no sólo del departamento del Tolima, sino también en donde tiene presencia, con el compromiso de acompañar a las comunidades en la búsqueda de paz.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas