IbagueNoticias

Críticas a Hurtado por volver escenarios deportivos, templos religiosos

El alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, se encuentra bajo escrutinio debido a la presencia de mensajes religiosos en lugares públicos de la ciudad, lo que ha generado un debate sobre la separación entre lo público y lo religioso.

El alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, ha sido objeto de controversia debido a la presencia de mensajes religiosos en espacios públicos bajo su administración. La situación ha desatado un intenso debate en las redes sociales y ha suscitado preocupación en cuanto a la preservación de la laicidad del Estado colombiano.

Uno de los casos que ha generado mayor polémica es el bautizo del Coliseo Mayor con el nombre «La fe en Dios». Esta acción fue seguida por la instalación de un letrero en el Parque Deportivo que proclama «La gloria de Dios». Estas acciones han sido denunciadas por Jorge Iván Giraldo, quien argumenta que infringen el artículo 19 de la Constitución Política de Colombia, que establece al país como laico y garantiza la libertad de culto.

El debate se centra en si estas acciones representan un grado de fanatismo religioso por parte del alcalde, ya que dar nombres religiosos a instalaciones deportivas se percibe como una violación de los principios de la Constitución y del Comité Olímpico Internacional, que promueven la neutralidad religiosa en eventos deportivos y espacios públicos.

Según las investigaciones derivadas de los derechos de petición presentados por Jorge Iván Giraldo, se ha descubierto que la empresa Interaseo SA donó el controvertido letrero religioso en el Coliseo Mayor. Esto exime a la administración de Hurtado de utilizar recursos públicos para promover mensajes religiosos, pero plantea interrogantes sobre quién autorizó a la empresa privada a colocar estos letreros en un espacio deportivo de acceso público.

Se ha determinado que la autorización para la instalación de estos letreros provino del Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación (Imdri). Sin su permiso, la empresa Interaseo no habría podido llevar a cabo esta acción. Esto ha generado una discusión sobre la separación entre lo público y lo religioso en los espacios deportivos de la ciudad y ha llevado a algunos ciudadanos a cuestionar si es adecuado que mensajes religiosos ocupen un lugar destacado en lugares de uso común.

El caso sigue siendo objeto de debate en Ibagué y plantea preguntas importantes sobre la relación entre la religión y el gobierno local en Colombia.

Abogados como el ex personero de la ciudad Camilo Ernesto Ossa hace hincapié en que el llamar a un escenario de carácter público con temas religioso, va en contra de la Constitución Política de Colombia.

En el hilo de los comentarios, Ossa asegura que es necesario llevar la situación ante los estrados judiciales y la Procuraduría para dirimir la situación.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

  • https://cloudstream2036.conectarhosting.com:7096/stream?type=http&nocache=14
  • Música y Noticias