JudicialNoticias

Incautada una draga y dos motobombas para minería ilegal en Fresno

Los daños ambientales y sociales que ocasiona la minería ilegal en los territorios puede ser irreparable de no frenarse a tiempo.

Personal del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) adscrito a la Unidad Local del municipio tolimense de Fresno, en coordinación con miembros del Ejército Nacional, lograron la ubicación de maquinaria usada para explotar de manera irregular el suelo, en zona rural de esa municipalidad.

La diligencia se realizó en la vereda Las Marías, donde se tenía información de inteligencia militar que daba cuenta de que se realizaba la actividad ilícita, logrando la incautación de una draga con dos motobombas.

De acuerdo con los datos recolectados por las autoridades, lo incautado era usado por un grupo de personas para labores de minería ilegal, con lo cual venían afectando las fuentes hídricas y los ecosistemas del sector.

La Fiscalía abrió la respectiva investigación por el delito de explotación ilícita de yacimiento minero y otros materiales.

Principales consecuencias de la minería ilegal y el daño al medio ambiente

Geológicamente, por la remoción de las capas superficiales de los terrenos se produce la inestabilidad de los terrenos y al quedar las formaciones rocosas al descubierto se produce la erosión que es la principal causa de los derrumbes. Así mismo, por el uso indiscriminado de la dinamita se aceleran los procesos de separación de las rocas y fallas en los terrenos dejando como consecuencias cambios geomorfológicos y topográficos.

Biológicamente, el principal impacto es sobre los bosques naturales, páramos y afluentes hídricos que al contaminarse ocasionan la pérdida de recursos, especies y animales en peligro de extinción.

Frente al recurso hídrico, la llamada minería a cielo abierto aumenta el contenido de los sedimentos y causa desviación de los cauces de los ríos, esto genera transformación del paisaje, inundaciones y pérdida de cultivos. Además, el uso de químicos y metales pesados causa contaminación de los cuerpos de agua por vertimientos de residuos sólidos y domésticos e industriales relacionados especialmente con la actividad minera.

Socialmente, en las zonas sometidas a explotación minera, por lo general, existe un aumento desmedido de los servicios públicos, se genera violencia, pérdida de cultura, migraciones masivas de población, desigualdad social, cambio de actividades económicas y sociales, crecimiento de la miseria para las familias que tienen su sustento de la actividad agrícola y sobre todo las tierras se vuelven improductivas trayendo como consecuencia su abandono.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas