NoticiasRegional

Pandemia, paro y lluvias, la combinación para el desempleo en Cajamarca

Varios han sido los comerciantes que tuvieron que cerrar sus establecimientos y pocos pueden sostener a sus empleados por la crisis económica.

Una difícil situación en materia económica atraviesan los comerciantes de la población de Cajamarca en el occidente tolimense, un importante número de empleos se han perdido como consecuencia de varios factores que han generado un duro panorama económico.

Inicialmente la pandemia del COVID-19 ocasionó el cierre de varios establecimientos, posteriormente la protesta social y ahora la situación del invierno ha generado cierres en la importante troncal nacional que conecta al centro con el occidente del país, como consecuencia de deslizamientos.

Iván Castiblanco comerciante de Cajamarca, aseguró que son millonarias las pérdidas económicas, han tratado de sobrevivir, pero se han tenido que reducir los empleos ante la falta de recursos, “Después de la pandemia y los paros, ahora se vienen las lluvias que no tienen muy preocupados porque nos tienen incomunicados. Los trancones que se han armado a raíz de las lluvias y de hecho, los más perjudicados somos nosotros “, señaló el emprendedor.

Cientos de comerciantes que se encuentran a bordo de carretera han tenido de desistir de sus pequeños negocios, pues ante el cierre de las vías los vehículos no pasan y si se quedan estancados, poco se mueve el comercio pues están esperando que se reactive la movilidad.

Antes que se presentaran todos los hechos de el último año y medio, Don Iván Castiblanco daba en su establecimiento 14 empleos, hoy en día escasamente puede mantener trabajo para 8 personas. Señala que esta es una situación que se presenta en todos los establecimientos, incrementando el desempleo y la disminución en la calidad de vida de los habitantes de la despensa agrícola.

Afirma que de no cesar las lluvias lo perderían prácticamente todo, “nada podemos hacer ante las lluvias, esperar a que las autoridades despejen de manera oportuna las carreteras y tener paciencia, porque no nos queda más”. 

La vía a la Línea tiene un estricto monitoreo por parte de las autoridades debido a los desprendimientos de tierra que se han reportado durante los últimos días, así como el desbordamiento de una quebrada.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas