JudicialNoticias

Una patada dejó en libertad al asesino de Policía en Bogotá

El juez que adelantaba la legalización de la captura consideró que le fueron violados los derechos humanos y lo dejó en libertad. La decisión generó rechazo.

A Sebastián Medina Jaimes, fue uno de los capturados tras ser señalado como el presunto asesino de Juan Pablo Vallejo, policía en Bogotá, el viernes en horas de la tarde, en la Avenida Circunvalar en inmediaciones del Cerro de Monserrate.

El Juez 30 penal municipal de la capital, sería el encargado de legalizar su captura y enviar al presunto asesino a la cárcel; sin embargo, el togado ordenó su libertad al considerar que los uniformados que llevaron a cabo el proceso de captura violaron los derechos humanos del detenido al haberle dado una patada. Bajo esta excusa el Juez ordenó su inmediata liberación y declarar la detención ilegal.

El capturado quedó herido tras el intercambio de disparos con los uniformados, permanece en una unidad de cuidados intensivos en una clínica en Bogotá, de no ser así, ya estaría gozando de su libertad.

La familia del congresista Gabriel Jaime Vallejo no sale del asombro. El Representante fue quien comunicó que en el momento de la captura al homicida de su hermano le propinaron una patada en el rostro, un hecho que, según el juez que lleva el caso, es motivo suficiente para determinar que le violaron los derechos humanos.

El Juez aseguró que: el delincuente fue sacado de un zona boscosa de una manera brusca y cuando ya lo tenían sobre la vía principal, una de las personas que estaba ahí, portando un radio, al parecer de la Policía, le dio una patada en el rostro.

Es muy triste”, resumió el congresista. “Es muy doloroso, es el pan de cada día, el día a día de Colombia. No entiendo a algunos jueces, no sé qué están pensando, es parte de la explicación de estos niveles de impunidad en el país”, agregó el representante, quien siempre ha sido respetuoso de la justicia. “Es una mezcla de tantas emociones que se me revuelcan”, añadió.

Aunque se cayó la orden de captura en contra de uno de los asesinos, informaciones preliminares apuntan a que fueron tres los hombres que participaron del atraco.

El subintendente Juan Vallejo llegó hasta los cerros orientales de Bogotá para atender una diligencia con un fiscal que pretendía investigar constantes atracos en esta zona de la ciudad y fue sorprendido por un grupo de atracadores que empezó a disparar y le causaron la muerte.

El fiscal que acompañaba a Vallejo en el momento del asesinato y quien resultó herido, ya fue dado de alta y acompañó al subintendente en su despedida.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas