IbagueNoticias

Un taxista, un puente y dos vidas salvadas: El impactante relato de Rubén Sarmiento Amórtegui

Un encuentro casual en el terminal de Ibagué lleva a Rubén Sarmiento a convertirse en el héroe de una madre y su hija.

En un día como cualquier otro en el terminal de Ibagué, Rubén Sarmiento Amórtegui, taxista con placas TLG 970, se encontraba esperando a los pasajeros cuando una situación inusual cambió por completo la dirección de su jornada. Lo que comenzó como una conversación cotidiana sobre tarifas de transporte se transformó en un acto heroico que salvó dos vidas.

El encuentro en el Terminal: una conversación casual

Rubén relata: «Yo estaba en el terminal de Ibagué, faltaban como unos 3, 4 carros para llegar de primera ahí, y entonces se me acercó una muchacha con una niña y me dijo que cuánto valía más o menos al puente la variante». La mujer, aparentemente buscando un viaje económico, le preguntó a Rubén sobre la tarifa hasta el puente de la variante.

La Decisión Crucial: Intuición y Compasión

En un primer instante, Rubén consideró simplemente declinar el servicio ya que la dirección no era común en ese tipo de conversaciones. Sin embargo, algo en su interior le impulsó a reconsiderar. «En el mismo momento pues yo dije no, yo no la llevo porque de pronto pues, me dijo el puente la variante, pero pues yo dije no, yo no puedo hacer eso porque se sube a otro carro, de todas maneras, pues mi Diosito si la mandó, pues, es por algo a este carro o a mi persona también».

Lea también: Procuraduría urgió al Gobierno a destinar recursos para operatividad de los cuerpos de bomberos – Don Tamalio

El Trayecto Revelador: Preguntas y Preocupaciones

Durante el trayecto, Rubén no se limitó a cumplir con el servicio de transporte. Su intuición y empatía lo llevaron a entablar una conversación más profunda con la pasajera. «Yo le pregunté si ella vivía acá en Ibagué y me dijo no, yo vengo de Ortega, de una finca, ella me nombró el nombre de la finca, pero no sé dónde», relata Rubén. A medida que la conversación avanzaba, se revelaban detalles más inquietantes sobre la situación de la mujer.

Rubén recuerda: «Pero usted en el sector del puente de la variante tiene familia, dijo tampoco, entonces yo le dije pero mamita será que usted va a cometer algo, pues dígame, entonces no, ella no me dijo nada». A pesar de su insistencia, la mujer no compartía abiertamente sus problemas, pero dejó caer pistas sobre la desesperación que la llevó a querer llegar al puente de la variante.

Consciente de la gravedad de la situación, decidió ofrecer más que un simple viaje. «Entonces me dijo será que me puede regalar un minuto, yo de una vez le paso el teléfono y le dije a quién vas a llamar, dijo no a mi abuelita». Aunque sus intentos de comunicarse con la abuela fueron en vano, Rubén no se rindió.

Pensando en la niña, de tan solo 3 años, le pedía que pensara en ella, que más adelante iba a ser su fuerza, su más grande apoyo. En ese momento, la joven le dijo que se la llevara, que le regalaba a la pequeña para que no tuviera el mismo destino que ella.

Al llegar al puesto de las Avenas, Rubén se bajó con ella y la niña del carro, le ofreció algo de comer o beber. «Entonces yo le dije usted quiere comer algo, una agua o lo que quiera, entonces yo le compré dos jugos de hit y una chocolatina». Su acto de generosidad no solo buscaba calmar el hambre, sino también brindar un momento de reflexión a la mujer.

Sin embargo, la joven desesperada también intentó regalarle la menor a la mujer que se encontraba vendiendo en la caseta.

Cuéntale a tus amigos que aquí pueden seguir el canal de Don Tamalio en WhatsApp
⬇️⬇️
https://whatsapp.com/channel/0029VaGCKAA3wtb

El Desenlace: Llamadas a la Policía y la Ambulancia

Preocupado por la seguridad de la mujer y la niña, Rubén tomó medidas adicionales. «Llamamos al cuadrante y todo eso y entonces ya se hizo cargo, llegó la ambulancia y hasta cuando no se ve fue la muchacha para allá para la USI del Ricaurte». La rápida acción de Rubén y la colaboración con las autoridades locales fueron fundamentales para asegurar el bienestar de ambas vidas en peligro.

Otras informaciones de Dontamalio.com:

Lecciones y Reflexiones: Un Acto de Humanidad

Rubén, al ser preguntado sobre el mensaje que quiere transmitir, reflexiona: «Pues yo, ¿qué le diría? Pues de todas maneras es un gremio, como nosotros Taxista. Sí, llevan un pasajero que le digan a uno, llévenme a la variante y todo eso, pues de todas maneras tener uno como psicología pienso yo, pues indagarla, pa’ dónde va si de pronto está llorando o algo». Su experiencia destaca la importancia de la intuición y la compasión, y deja un mensaje para sus colegas taxistas y la sociedad en general sobre la responsabilidad de estar atentos a las señales de desesperación en aquellos que nos rodean.

Aunque el relato de Rubén Sarmiento podría haber concluido en el puente de la variante, su compasión va más allá. «Yo sí he pensado en ir a darle una vuelta, a ver qué pasó con la muchacha, la niña, preguntarle, me da que sí, yo sí he pensado eso». Muestra de su humildad y humanidad, Rubén no ve su acción como un acto heroico, sino como una responsabilidad social.

Nos recuerda que la empatía y la acción rápida pueden cambiar el curso de las vidas de aquellos que están al borde de la desesperación. Este taxista no solo cumplió con su deber de transporte, sino que también demostró que, en ocasiones, un simple gesto de preocupación puede ser la chispa que salva vidas.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

  • https://cloudstream2036.conectarhosting.com:7096/stream?type=http&nocache=14
  • Música y Noticias