JudicialNoticias

Empresario caleño que disparó a manifestantes a indagatoria en la Fiscalía

Después de haber salido a excusar sus actuaciones en medio de las manifestaciones, el caleño Andrés Escobar tendrá que presentarse ante las autoridades.

La Fiscalía indagará si Andrés Escobar, empresario de Cali, incurrió en algún delito tras disparar un arma que, según él, era de fogueo y al parecer en contra de manifestantes del barrio Ciudad Jardín en la capital del Valle.

Fuentes al ente acusador señalaron que Escobar, empresario que trabaja con publicidad en Cali, fue citado a interrogatorio. El nombre del indagado salió a la luz hace menos de una semana, luego de que fuera identificado como uno de los civiles que disparó en plena vía pública el fin de semana pasado en el barrio Ciudad Jardín de la capital del Valle, en el marco de las protestas por el Paro Nacional.

En videos ampliamente difundidos en redes sociales quedó registrado cuando Escobar, ante la omisión de unos varios uniformados de policías, desenfundó su arma y realizó tiros al aire libre. Aún se desconoce si algún manifestante resultó herido y si el arma en realidad era no letal, como lo dijo el investigado.

Tal ha sido el revuelo por las imágenes difundidas en redes y medios de comunicación, que Escobar dio explicaciones a través de un video de conocimiento público.

Escobar deberá presentarse ante la Fiscalía en compañía de su abogado y probar que se trataba de un arma de fogueo, dado que ese tipo de elementos no representan una penalización en la legislación colombiana, a menos que sean el medio por el cual se cometa un delito. En dado caso de que la Fiscalía encuentre que se trataba de un arma de fuego, Escobar podría ser investigado y pagar una pena de entre 4 y 8 años de cárcel, como está escrito para el delito de porte fabricación, tráfico y porte o tenencia de armas de fuego.

En la mañana de este 1 de junio el fiscal general Francisco Barbosa pidió al ministro de Defensa Diego Molano, que entregue información relacionada con las investigaciones de la Justicia Penal Militar. En una de las peticiones, Barbosa le exigió a la justicia castrense que dé cuenta por las investigaciones contra civiles armados con presencia en el barrio Ciudad Jardín de Cali.

La Fiscalía incluso tiene información sobre otra incursión de civiles armados el pasado 9 de mayo, la denuncia que fue realizada por la Minga Indígena del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC). Mientras las comparsas indígenas llevaban a cabo una manifestación pública, en la cual habrían bloqueado las vías de acceso a Jamundí (Valle), civiles armados con lo que parecían fusiles y revólveres atacaron al CRIC. En su momento, el alcalde de Cali Jorge Iván Ospina acusó a los indígenas de “tomarse la ciudad”.

“La arremetida inició la noche del día 8 de mayo y la madrugada del 9 de mayo del 2021, donde se registraron actuaciones por parte de civiles armados localizados en la vía Jamundí, identificados con camisetas blancas que exigieron se levantara supuestos bloqueos desconociendo la labor humanitaria de la guardia Indígena como gestores de Paz, Garantes y Defensores de la Vida y el Territorio”, expusieron en un comunicado desde el CRIC, el pasado 9 de mayo. Días después salieron de la ciudad, con el apoyo del padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *