ColumnistasGustavo Álvarez Gardeazábal

LOS MOMIOS FEUDALES

La columnista Gloria H lleva más de 40 años escribiendo en el ahora agonizante periódico El País de Cali.

Gracias a su preparación universitaria en Educación y  sus otros títulos en sicología, sus artículos llevan una dosis de realismo hiriente puesto que sicoanaliza al personaje que comenta con una habilidad que a muchos estorba y a otros nos satisface plenamente.

El pasado martes, Gloria H hizo una columna para escanografiar a la canciller Claudia Blum, nuestra coterránea, donde se atrevió a afirmar que  ella es una ficha de Uribe, no de Duque y que su actuación como ministra ha sido anodina e invisible al punto de hacer sentir que ese cargo no se necesita. Y aunque pregona con pluma afilada una y otra vez lo mismo que opinan gran cantidad de colombianos, no entra ni a irrespetarla ni a insultarla.

Ni siquiera cuenta que los colombianos nos asustamos todos cuando Claudia Blum fue nombrada canciller y volvió a la vida pública semejando a Eugenia de Montijo, la viuda de Napoleón III, toda de negro hasta los pies vestida, arropada en tules trasparentes y cuasiahorcada con una bufanda del mismo material. Pero ni porque se hubiese burlado de ese disfraz, como todos los colombianos lo hicimos en privado, los momios del Club Colombia, los antiguos señores feudales del Valle, tenían derecho a mandar una disparatada comunicación de protesta  a la directora de El País, esa si irrespetuosa y atentatoria contra la libertad de opinión, acusándola de estigmatizar a la canciller con sugerencias venenosas, de causar daño deliberado no solo a la señora Blum, sino de ser tan pérfida como cuando dizque ha lesionado con su pluma a muchos vallecaucanos e instituciones. Y además pretenden exigirle a la directora del periódico, María Elvira Domínguez, que interrumpa el daño que la columnista le causa según ellos a  su diario en la credibilidad de sus lectores.

 El tonito arrogante, la manera de creer que los periódicos y sus columnistas deben decir y comentar solo lo que a ellos les interesa y conviene, reaparecen  en esta carta .Es el mismo  modo de ser que por tres siglos hemos soportado los vallecaucanos  de estos  señores feudales humillativos  e intocables, capaces de atajar al que sea  como sea  si no doblegan la cerviz y ponen a su servicio la pluma, el verbo, sus tierras o sus sudores.

Significativamente la canciller, la columnista y la directora son mujeres  y como buenos momios feudales  machistas seguramente creyeron al mandar esa carta que la Canciller no se podía entonces defender  como mujer  que tiene voz, cargo y distinción.  Al mismo tiempo que a la directora podían   presionarla  miserablemente como mujer  por permitir que la columnista  siga publicando, y que Gloria H  debe ser condenada al averno porque es una mujer uribista arrepentida  pues   cada que puede ataca al expresidente con sólidos argumentos. Tras de momios feudales, resultaron  abusadores por triplicado de la condición femenina en pleno  2020 estos dirigentes de mi tierra vallecaucana.

Gustavo Alvarez Gardeazábal

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *