NacionalNoticias

¿Tiene 3 dosis? Puede estar tranquilo si se contagia de Covid-19

La vacunación, sigue siendo la mejor defensa contra el coronavirus y sus variantes.

Un año después de que la humanidad empezara a vacunarse contra el Coronavirus, se han conocidos algunos de los contra de la aplicación de los biológicos, por ejemplo que no se logrará la inmunidad esterilizadora contra covid y se tiene la duda si se podrá lograr la “inmunidad de rebaño” que pone fin a la pandemia.

¿Qué es lo que hace la vacuna?

Lo que se ha comprobado es que la inoculación genera una protección excelente de otro tipo.

Hasta ahora, se han demostrado que son buenas para prevenir la enfermedad severa. Mantiene a las personas infectadas lejos de los hospitales y de la muerte.

Contra la variante delta, la protección de las vacunas contra la enfermedad severa y muerte por covid fue más de 90% con relativamente poco decaimiento de protección a lo largo de por lo menos cinco meses después de dos dosis.

Cuando se descubrió ómicron por primera vez, hubo preocupación de que las mutaciones que produciría podrían permitirle eludir la protección de las vacunas. En efecto, los datos sugieren que dos dosis de las vacunas Pfizer o AstraZeneca ofrecían protección limitada contra ómicron.

Por esta razón, las autoridades han sido enfáticas en la aplicación de la dosis de refuerzo de manera urgente. De tal manera que las personas con mayor vulnerabilidad como los adultos mayores o pacientes con enfermedades base se priorizaron en la aplicación para no correr riesgos más altos de contraer covid severa.

También es vital no olvidar que mientras ómicron puede ser menos severa para los vacunados, sigue siendo una infección peligrosa para los no vacunados.

El hecho que la inmunidad esterilizadora contra covid no exista actualmente probablemente pone en duda si la “inmunidad de rebaño” pondrá fin a la pandemia.

Lo que se cree aquí es que si suficiente gente adquiere inmunidad y esta inmunidad bloquea la transmisión, el virus se irá muriendo pues habrá menos y menos gente que infectar.

Este problema no está limitado sólo al cuidado de salud sino a lo ancho y largo de la sociedad en general donde las altas cifras de infección pueden causar alteraciones significativas.

De manera que las vacunas no son la única solución. Otras medidas de protección, como las mascarillas, más pruebas y mejor ventilación, juegan un papel importante.

Las semanas venideras auguran ser un desafío a medida que la gente regresa al trabajo y las escuelas después de las vacaciones, lo que podría conducir a más infecciones.

 

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas