NoticiasMundo

Diego, la tortuga que salvó a su especie, regresa a casa

El famoso ejemplar de más de 100 años volvió a la isla de la que fue sacado con la misión de impedir que su especie desapareciera.

Diego, la famosa tortuga gigante considerada un súper macho por haber salvado unilateralmente a su especie de la extinción en el archipiélago ecuatoriano de Galápagos, fue devuelto a su isla tras reproducirse en cautiverio durante varias décadas y recuperar la población, informó el lunes el ministro del Ambiente, Paulo Proaño.

87 años después de haber sido sacado de su isla natal, con el noble propósito de evitar la extinción de la especie Chelonoidis hoodensis, Diego por fin regresó a la isla Española en un bote, junto a otras 15 tortugas, desde la isla de Santa Cruz, en un viaje que duró cinco horas, y luego del cual fueron puestas lejos de la orilla y monitoreadas para su correcta aclimatación.

Diego, la tortuga que salvó a su especie, regresa a casa 2

El programa comenzó en la década de 1960, después de descubrir los expertos ecuatorianos que apenas quedaban en la isla Española doce hembras y dos machos de la especie. Diego fue reclutado a la misma misión en 1976 para dotar el programa de crianza de “la variabilidad genética” necesaria para garantizar la continuidad de la especie, y tras buscar por todo el mundo fue encontrado en un zoólogico de San Diego, en Estados Unidos.

Encerrado, Diego llegó a ser el único macho en su corral de 180 m2, que compartió con seis hembras de su misma especie, cinco de ellas de las únicas doce hembras originalmente sacadas de Española por la entidad desde que la provincia de Galápagos fuera declarada reserva natural, en 1959.

Con una descendencia de 800 ejemplares, Diego regresó ahora a la isla Española con sus 14 compañeros de proyecto, al considerar los expertos que no existe más el peligro de extinción por el que eran mantenidos en cautiverio en la Isla de Santa Cruz. Este pequeño grupo salvó la especie, al pasar de 15 a 2.300. Actualmente, de la población original de 400.000 tortugas que habitaban el archipiélago, habitan alrededor de un 15% de individuos de 15 especies diferentes.

El hogar de Diego

Árida, pequeña y de fácil acceso, la isla Española, situada en el sureste del archipiélago, perdió años atrás casi la totalidad de las tortugas principalmente a manos de piratas y balleneros que se abastecían de alimento en ese refugio y se llevaban en sus barcos a las tortugas gigantes que podían “sobrevivir hasta un año, o incluso más, sin comer ni beber”.

En la isla Española hay otros animales como iguanas y lobos marinos, pero la presencia de las tortugas es indispensable para la supervivencia de otras especies, como los albatros. Esas aves requieren características especiales para llegar o despegar y, precisamente, son las tortugas las que abren espacios.

Diego, la tortuga que salvó a su especie, regresa a casa 3

La devolución estaba prevista para marzo, pero se retrasó debido a la pandemia de coronavirus, que convirtió a Ecuador en uno de los más países golpeados de Latinoamérica, actualmente con más de 47.000 casos, incluidos 3.929 muertos. En Galápagos, a 1.000 km de la costa de Ecuador, se han reportado 77 contagios y una víctima fatal.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Participa whatsapp
Cerrar