NacionalNoticias

Entre plegarias y tutelas para reaperturas de iglesias

En algunos municipios del país se vienen adelantando varias pruebas pilotos en estos templos.

Una tutela ha sido interpuesta contra el presidente Iván Duque, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Salud y la alcaldesa Claudia López. Fue el ciudadano Iván Silva Castro, quien ejecutó esta acción, solicitando la reapertura de las iglesias, puesto que considera que las medidas que impiden el retorno a los templos, vulneran los derechos a la libertad religiosa y a la igualdad.

Silva considera que las medidas que el gobierno nacional ha dictaminado para contrarrestar los efectos de la emergencia sanitaria causada por el COVID-19 no han tenido en cuenta que las personas necesitan trabajar en su espíritu y que precisamente lo fortalecen cuando acuden a los centros de adoración.

“Los accionados en manifiesto abuso del poder, violan los derechos fundamentales de la libre expresión de la libertad religiosa y del derecho a la igualdad” expresa Iván Silva en la tutela que ya llegó a la Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá.

En el escrito el ciudadano muestra su indignación, manifestando que los seres humanos tienen necesidades espirituales y mentales y esto no se ha tenido en cuenta, ni ha sido prioridad para los mandatarios, sin embargo, se ha hecho apertura de centros comerciales y otros sectores que también podrían ser focos de contaminación.

Hay que recordar que el pasado 15 de julio, la alcaldesa Claudia López descartó reabrir los templos religiosos en un corto plazo debido a que las cifras de infectados por coronavirus se han incrementado y el sistema de salud está a punto de colapsar, por lo que se han implementado cuarentenas sectorizadas en la capital colombiana.

“Es una decisión que no tiene el menor sentido epidemiológico, es peor que el día sin IVA, no hay la menor posibilidad de esta apertura por lo menos en Bogotá en un corto plazo”, recalcó la alcaldesa, en lo que Silva Castro, infiere, que no pretende de forma alguna que se incumplan los protocolos de seguridad establecidos para sitios de aglomeración, como lo son las estaciones de transporte y los establecimientos comerciales, pero que se puede reconsiderar la reapertura de los centros religiosos, bajo estrictas medidas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *