JudicialNoticias

Exalcalde de Ataco y actual gerente de la Lotería del Tolima imputados por la Fiscalía

El ente investigador habría encontrado irregularidades durante la ejecución del convenio de construcción de la planta de sacrificio del municipio.

Basados en los resultado de las investigaciones realizadas por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), adscrito a la Unidad de Administración Pública, un despacho delegado ante el Tribunal de Ibagué adelantó audiencia de formulación de imputación de cargos en contra de Helver González Mora, exalcalde de Ataco (Tolima), por los delitos de contrato sin cumplimiento de los requisitos legales y peculado por apropiación.

Asimismo, se le imputaron los cargos de peculado por apropiación, a la actual gerente de la Lotería del Tolima, Nidia Victoria Castillo González, quien para la fecha de los hechos se desempeñaba como contratista y representante legal de la Corporación de Gestión Solidaria para el Desarrollo Social y el Manejo Ambiental; entidad en la que se desempeño entre el 26 de octubre de 2006 al 30 de marzo de de 2013, según los registros de su hoja de vida dados a conocer el la plataforma de la Función Pública.

Según el ente acusador, los procesados participaron en la celebración de un convenio de cooperación técnica N° 11 del año 2007, cuyo objeto contractual era la construcción de la planta de sacrificio del municipio tolimense, por un valor de $377.902.202, en el cual los peritos del grupo anticorrupción del CTI encontraron sendas irregularidades.

Entre ellas se encuentra que este convenio celebrado en noviembre del año en mención se realizó, según el ente acusador, sin contar con el permiso sanitario ni la viabilidad del tipo de proyecto de acuerdo al uso del suelo, ni de viabilidad ambiental por parte de la Corporación Autónoma, Cortolima, incumpliendo así la etapa de planeación.

El convenio de construcción de la Planta de Tratamiento se abría celebrado un mes antes de finalizar el mandato de Gonzales Mora, el 31 de diciembre de 2007.

Según lo señalado por parte de la Fiscalía, se debió haber hecho licitación pública para la ejecución del contrato y no un convenio, ya que se superaba la menor cuantía.

Se hicieron anticipos a la contratista, dinero que salió de la cuenta que se creó a nombre del municipio para la ejecución de dicho convenio y desde la cual no se permitía se hicieran traslados a otras cuentas, constituyéndose así en un peculado.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas