NacionalNoticias

Fraudes a clientes tendrán que ser reparados por entidades bancarias

Así lo estableció la Corte Suprema de Justicia, señalando las responsabilidades que deben tener las entidades cuando sus clientes son víctimas de fraude por parte de terceros.

Debido a casos que se han presentado donde los clientes de las entidades bancarias son víctimas de fraudes, la Corte Suprema señaló que, si una tercera burla los protocolos de seguridad del banco y se hace pasar por el titular de la cuenta, ésta se encuentra en la obligación de responder a los propietarios del dinero, pues la entidad financiera esta en la obligación de verificar la identidad de quienes están solicitando los recursos.

Los bancos ya no podrán excusarse frente a la premisa que obraron de manera diligente después del fraude, “… la institución financiera no puede exonerarse del deber de indemnizar con la simple prueba de haber obrado de manera diligente”.

De presentarse un cheque adulterado o falsificado que haya sido cobrado “puede replicarse en los demás supuestos de fraude bancario, pues realmente solo difieren en el canal transaccional utilizado”, de modo que en esas situaciones hay “una infracción contractual del banco”, toda vez que las herramientas para evitar el fraude fallaron.

Tenga en cuenta que el alto tribunal exime de algunas responsabilidades a las entidades y el usuario tendrá que responder. Por ejemplo, si usted pierde su tarjeta y en ella esta escrita su clave y su cuenta es saqueada por delincuentes en un cajero electrónico.

Si el tercero acude al banco y retira el dinero de su cuenta por ventanilla la responsabilidad sería tanto del usuario como de la entidad financiera, porque a la pérdida de la tarjeta y la clave terminó sumándose la ausencia de protocolos de verificación de identidad, propios de los canales presenciales del banco”, dice la Corte.

Para llegar a estas conclusiones, la Sala de Casación civil se basó en fallos anteriores que hablan sobre la responsabilidad de las entidades financieras respecto al dinero de sus clientes: “(…) las entidades bancarias, como profesionales del sector económico, tienen una carga especial de diligencia y prudencia tendientes a evitar daños suyos, a los ahorradores y a la comunidad”.

 

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *