JudicialNoticias

Golpeada, humillada y con un bebé en brazos salió joven de las filas de las disidencias

Por más de un año, esta joven de 18 años fue engañada y reclutada por un cabecilla de las disidencias en el sur del Tolima.

Recuerda muy bien que salió de su casa con tan solo 17 años de edad, enamorada de la idea que alias “Carlos” era el hombre con quien iba a ser feliz y a vivir toda la vida.

Aunque es joven, el amor que tiene por su pequeñita de tan solo 8 meses de edad, solo quiere que ella no viva las cosas que tuvo que vivir y por eso se alejó de las filas del frente Ismael Ruiz de las Farc.

Se cansó de los maltratos, de estar permanentemente con miedo por las aterradoras amenazas que le hacía alias Carlos. Ya no soportaba el tener que dejar a su niña al cuidado de otros porque ella tenía que estar donde su comandante y “marido” le ordenara.

La única solución era escapar y entregarse al Ejército. Lleva más de un año en la guerrilla, la reclutaron con engaños cuando tenía 17 años, de eso ya pasó más de un año, vivió el embarazo en la milicia, y cuando tuvo su hija, tuvo que dejarla al cuidado de otros por temor a que los guerrilleros le hicieran daño con el fin de obligarla a seguir órdenes.

Antes vivía en Rio Blanco, sur del Tolima. Con promesas de amor, alias “Carlos”, le entregó el cielo y la tierra, pero de príncipe rápidamente pasó a ser el villano de la historia, maltratos físicos y psicológicos sufrió al lado del guerrillero.

Ella estuvo por varios meses en el frente, después pasó a ser miliciana popular y apenas vio la oportunidad, cogió a su niña y huyó lo más lejos que pido de él, “Se la pasaba tratándome mal, pegándome a cada rato y no quise vivir más esa vida, porque tengo una niña y el papá es alias ‘Carlos’ de nombre Orlando Parra”, aseguró.

Lo que más temía era que en medio de un enfrentamiento con el Ejército, debido a su poca experiencia con las armas, acabaran con su vida y su pequeñita de 8 meses quedara en manos de su desalmado papá.

Ella no esta arrepentida que haber huido de la guerrilla, por el contrario, ve en esta una oportunidad de darle un futuro a su familia. Sin embargo, aun el miedo la atormenta, y aunque alias “Carlos”, este detenido, teme por su vida, por la de su familia y en especial por la de su hija.

Por último, le pidió a todos los que se encuentran en el monte, que vuelvan a la libertad que no se van a arrepentir.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *