JudicialNoticias

Con quemaduras de 3° y 2° grado resultan menores en centro de detención en Ibagué

El Centro de detención no informó a los padres que sus hijos se habían quemado con un colchón que se incendió.

Neil Torres, padre de familia de uno de los menores de edad que resultó lesionado a causa de la conflagración fue quien se dio cuenta de la situación por la que estaba pasando su hijo de 17 años y tres compañeros de cuarto al interior del Politécnico Luis A. Rengifo, ubicado en el barrio Claret de la ciudad de Ibagué.

Según informaciones suministradas por el padre del joven, hacia las 4:30 pm de este domingo 06 de septiembre, uno de los jóvenes que al parecer tiene problemas psicológicos, le prendió fuego al colchón donde duerme y generó una conflagración que se salió de control. Su hijo junto a otro menor de edad, lograron huir al baño y prender la ducha, sin embargo, las llamas le ocasionaron quemaduras de primer y segundo grado en pecho y espalda.

Otro de los adolescentes que allí se encontraban quedó en medio de las llamas y terminó con lesiones en gran parte de su cuerpo.

Los increíble, señala el padre, es que 24 horas después y aunque los jóvenes son menores de edad, fueron trasladados al Federico Lleras Acosta, los van a remitir a una unidad de quemados en Bogotá, a los padres no les han dado información sobre la situación y el estado de salud de sus hijos.

Afirma que no tienen necesidad de la autorización de los padres para desplazarlos, pues el ICBF, que hace parte de las entidades que tienen a cargo estos centros de resocialización de menores infractores, tienen la libertad de autorizar el traslado de los jóvenes.

Escuche la historio completa de voz del padre del menor.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *