JudicialNoticias

Ladrones en Chucuní se llevaron hasta las llaves de los carros

El reconocido sector turístico en zona rural de Ibagué, está siendo azotado por los delincuentes que fiel mente visitan las fincas de recreo todos los fines de semana.

Al menos tres hurtos se presentaron durante este fin de semana en las fincas de descanso ubicadas en el sector de Chucuní, una vereda de la capital musical, ubicada en la salida hacia el norte del departamento.

Como hace mucho tiempo no lo hacían, una familia de ibaguereño decidió reunirse el sábado pasado para hacer una cena y pasar un rato agradable, pues a raíz de la pandemia no habían tenido oportunidad de encontrarse. Por lo retirado del sector, cerca de la media noche decidieron dormir en la casa, se dividieron los cuartos, y se dispusieron a descansar.

Sin embargo, los amigos de lo ajeno se despertaban a esa hora y cerca de las 3:00 de la madrugada, dos jóvenes ingresaron a la vivienda y se alzaron con todo lo que encontraron a su paso, bolsos, carteras, celulares, dinero en efectivo, zapatillas y hasta las llaves de los vehículos.

(Estas imágenes son de una vivienda a la cual los delincuentes ingresaron pero no lograron hurtar ningún elemento.)

Fueron muy sigilosos, nadie se percató de la entrada de los delincuentes a la residencia, sin embargo, para que no cargar con peso muerto, sacaron las cosas de valor, desocuparon los bolsos y los dejaron tirados en la parte posterior de la casa, en una maleta se llevaron lo estrictamente necesario.

A la mañana siguiente, la familia desesperada se comunicó con las autoridades, al revisar las imágenes de las cámaras de seguridad, encontraron que los dos sujetos merodearon la casa por varios minutos.

Hablaron con algunos vecinos del sector y se dieron cuenta que otras familias que se encontraban en la vereda también habían sido víctimas de los asaltantes.

La familia encontró que tres viviendas habían sido hurtadas, que esta situación en el pan de cada fin de semana, nadie ha podido reconocer a los presuntos delincuentes pues no habitan en la vereda.

Las autoridades tampoco hacen nada, pues, aunque atendieron el llamado de las familias, la solución ofrecida es poner una denuncia en una plataforma de internet y esperar a que los investigadores de la Sijin se comuniquen con ellos.

Según los cálculos realizados por las víctimas, los facinerosos hurtaron cerca de 10 millones de pesos en objetos de valor y dinero en efectivo, los vehículos que allí se encontraban quedaron parados hasta que no se reajusten los códigos y se hagan las nuevas llaves, los teléfonos móviles, tarjetas de banco quedaron bloqueada.

Para finalizar, las víctimas les piden a las autoridades tomar medidas de vigilancia en toda la vereda, pues esto afecta el desarrollo turístico y la reactivación económica.

 

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *