ColumnistasJuan Manuel Díaz

¡Suelten el celular!

En las últimas semanas he tenido que estar obligatoriamente de pasajero en mi carro, por cuenta de un esguince de tobillo que me ha impedido conducir, y que me ha relegado a aquella incómoda posición para los conductores habituales, como lo es el puesto delantero derecho. Y digo incomoda, porque cuando no es uno el que maneja, ve miles de errores en quien lo hace y el estrés generado en ocasiones hasta se representa mandando el pie a un freno imaginario.

Durante ese tiempo, inevitablemente he estado más pendiente de las cosas que casi no se ven cuando es uno el conductor, entre esas, el gran número de irresponsables que usan el celular al tiempo que maniobran carros y motos por las calles de Ibagué.

Es aterrador, y hasta absurdo, pero en uno de esos recorridos que he tenido que hacer como pasajero, conté 13 personas haciendo ambas cosas, entre ellos a tres domiciliarios, quienes casi siempre se justifican con eso de “estoy buscando la dirección en el celular o en la plataforma”, sin importarles poner en peligro su vida y la de los demás.

Por estos días ya no son solo llamadas las que se atienden, sino chats de WhatsApp y envío de notas de voz en las deterioradas calles ibaguereñas, donde rara vez se observa un agente de tránsito, y lo que es peor, donde los semáforos fallan constantemente.

Resulta bastante preocupante, pero los celulares están ocasionando que algunos insensatos ya no solo lo usen en las paradas obligadas de los semáforos, sino incluso en pleno movimiento, generando tránsito lento, y desde luego, temerarias acciones por no estar pendiente de su trayecto.

Un estudio científico de la Universidad de Toronto en Canadá, indicó que el uso del teléfono celular al volante multiplica por 4.3 las posibilidades de un conductor de sufrir un accidente de tránsito, además de que se reduce en un 50% la capacidad para atender las condiciones del entorno como las señales de tránsito, peatones, entre otros. Aquí pareciera que no hay control sobre eso, pese a la multa de casi 500 mil pesos que existe en Colombia por conducir haciendo uso del celular.

Más que un llamado a las autoridades, hoy el llamado es a los paisanos ibaguereños. Por favor: no usen el celular cuando vayan manejando, ni siquiera con manos libres. Si es preciso pongan las luces estacionarias, deténganse y contesten la llamada o envíen el mensaje, pero no hagan ambas cosas al tiempo, pues el desenlace puede ser fatal.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar