JudicialNoticias

Ataque brutal a mujer en Ibagué, su expareja sentimental la habría amenazado en varias oportunidades

 En medio de múltiples denuncias de acoso, amenazas y maltrato, Leidy Salazar vivió una pesadilla que casi le cuesta la vida. Su expareja, Cristian Mauricio Buitrago, la atacó con un cuchillo, propinándole diez puñaladas. Afortunadamente, la intervención de la comunidad evitó un desenlace fatal. Sin embargo, las preguntas que persisten son: ¿Hasta cuándo se permitirá que este hombre continúe prófugo? ¿Por qué las autoridades colombianas no actúan con contundencia ante casos como este?

La historia de Leidy Salazar es un escalofriante recordatorio de las consecuencias de la negligencia de las autoridades colombianas en casos de violencia de género. Tras múltiples denuncias en las que expresaba ser acosada, amenazada y maltratada tanto física como psicológicamente por su expareja, Cristian Mauricio Buitrago, la vida de Leidy estuvo al borde del abismo. Hoy, narramos los eventos que llevaron a este brutal ataque y la urgente necesidad de justicia.

Las denuncias previas de Leidy quedaron en el aire, sin una respuesta adecuada por parte de las autoridades. Sus pedidos de ayuda y protección cayeron en oídos sordos, y las advertencias sobre el peligro inminente que representaba su expareja se quedaron sin acción. Esta falta de respuesta permitió que Buitrago continuara acosando a Leidy y, finalmente, la atacara de manera violenta.

El ataque tuvo lugar cuando Leidy se encontraba saliendo de su lugar de trabajo, acompañada de dos amigas. Al percatarse de la presencia de su expareja, quien se aproximaba rápidamente en un vehículo blanco, Leidy esperó prudencialmente a que él pasara antes de cruzar la avenida. Sin embargo, lo que siguió fue una pesadilla.

Cristian Mauricio Buitrago se bajó del automóvil, empuñando un cuchillo, y se abalanzó sobre Leidy. La atacó repetidamente, apuñalándola en la espalda, el pecho y las piernas. La agresión fue brutal y hubiera continuado de no ser por los gritos de auxilio de Leidy y la intervención de dos motociclistas valientes que detuvieron al agresor.

Publicación en redes sociales donde denuncian el ataque a Leidy:

El atacante, lejos de arrepentirse, subió a su vehículo y embistió a Leidy antes de huir de la escena. El carro fue encontrado más tarde, accidentado, pero Buitrago logró escapar, convirtiéndose en un fugitivo peligroso. Mientras tanto, Leidy Salazar fue trasladada de urgencia a la clínica local, donde fue sometida a una cirugía de emergencia debido a las diez puñaladas que recibió, una de las cuales perforó su pulmón.

El horror que Leidy vivió y su lucha por sobrevivir son testimonio de la violencia de género que afecta a muchas mujeres en Colombia. Además de las heridas físicas, el trauma psicológico que ha sufrido es incalculable. Su hijo mayor también ha sido amenazado de muerte por el agresor, lo que ha generado una preocupación constante para la familia.

Publicación en redes sociales donde denuncian el ataque a Leidy:

La impotencia y el enojo de amigos y familiares de la víctima son evidentes. Hace solo unos días, Leidy había denunciado la persecución brutal que estaba experimentando por parte de su expareja. La hermana de Leidy, Erika, expresó su indignación y temor que siente su familia ante la constante amenaza de otro ataque por parte de Cristian Mauricio. Señaló que el agresor se había aliado con su hermano para amenazar y perseguir a su familia. Leidy había recibido llamadas amenazadoras, advirtiéndole que su hijo mayor sería el próximo objetivo. La comunidad se encuentra en un estado de alarma constante, sabiendo que cualquier acción imprudente del agresor podría poner en peligro a sus hijos.

Las preguntas que rondan a la comunidad y a todos los que han seguido esta historia son fundamentales. ¿Hasta cuándo se permitirá que este hombre continúe prófugo? ¿Por qué las autoridades colombianas no actúan con contundencia ante casos como este? Este ataque no puede ser considerado simplemente como lesiones personales; es un intento de feminicidio premeditado.

La Red de Mujeres del Tolima, la Secretaría de las Mujeres del Tolima y otras organizaciones son responsables de generar acciones inmediatas. La orden de captura contra Cristian Mauricio Buitrago debe emitirse sin demora para evitar más tragedias. La vida de Leidy y la seguridad de su familia dependen de ello.

La historia de Leidy Salazar es un triste recordatorio de la lucha continua contra la violencia de género en Colombia.

La Policía Metropolitana puso a disposición del caso un grupo de investigación para dar con la ubicación de este hombre. «Invitamos a la comunidad a dar información que ayude a dar con su paradero a la línea 123 Línea Púrpura 311 561 4109 o al número del cuadrante más cercano» Coronel Germán Alfonso Manrique Cornejo Subcomandante de la Policía Metropolitana de Ibagué.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

  • https://cloudstream2036.conectarhosting.com:7096/stream?type=http&nocache=14
  • Música y Noticias