ColumnistasFelix Ramón Triana

¿DE QUE DEMOCRACIA HABLAMOS? – Parte 3

MI OPINIÓN: Félix Ramón Triana Gaitán Julio 6 - 2021

Terminamos el repaso de los conceptos básicos necesarios para entender ¿de qué democracia hablamos?, hoy abordaremos el concepto de “autoridad” esperando que ello nos permita comprender tanto el actuar del gobierno como el actuar de cada uno de nosotros como miembros de una sociedad que es la colombiana y y logremos dejar de estigmatizar o señalar a quienes piensan diferente a nosotros. Recordemos que, desde la diferencia, pero con respeto se puede trabajar por una misma causa u objetivo

En la columna anterior alcanzamos a plantear el término de  “autoridad” como el atributo que otorga a una persona, cargo u oficio el derecho para dar órdenes y hacerlas cumplir. De este modo, tener autoridad supone, por un lado, mandar, y, por el otro, ser obedecido. El término “autoridad ” se usa a menudo para designar al poder cuando es percibido como legítimo.

En este sentido, la autoridad se asocia al poder del Estado que, como tal, se rige por una serie de leyes y normas según las cuales está dotado de poder para ejercer la autoridad sobre los ciudadanos que formen parte de él. De allí que autoridad sea también sinónimo de potestad, facultad y legitimidad para mandar u ordenar.

La autoridad, por otra parte, supone también el prestigio y crédito que se reconoce en una persona o institución, debido a su legitimidad, calidad o competencia en algún ámbito o materia específico: “En la cúspide de su carrera, el pensador francés era considerado una autoridad en antropología moderna”.

Como autoridad también se designa a la persona que ejerce o posee cualquier clase de autoridad: “Las autoridades universitarias hicieron entrada al recinto”. Asimismo, como autoridad también se conoce el texto o expresión de un libro o escrito que se citan como soporte de aquello que se alega o se dice. La teoría reconoce algunas clases de autoridad, entre las que están: Autoridad moral que es aquella que se impone mediante la coherencia que un individuo muestre entre sus palabras, sus valores y sus acciones. Como tal, la autoridad moral surge de nuestras acciones, de tal manera en que mostramos a los demás la manera en que nos conducimos, tomamos decisiones y actuamos. De aquí se infiere que la verdadera fuerza de la autoridad se encuentre en la autoridad moral.

En el campo de la administración y la gestión organizacional, la autoridad es la facultad de ejercer el mando y la toma de decisiones en una empresa o institución. Como tal, se reconocen distintos tipos de autoridad en la gestión de las tareas y los procesos productivos en una organización, como son: 1. Autoridad formal que es la que se recibe directamente de un superior o directivo y que dota a un empleado de ciertas facultades acordes con su cargo para ejercer autoridad sobre los trabajadores subordinados. 2. Autoridad de línea, es aquella que genera una cadena de mando superior – subordinado, y que se presenta desde el nivel jerárquico más alto de la organización hasta el nivel más bajo 3. Autoridad funcional es aquella que se establece en una organización en virtud de la razón de la función que desempeñe cada trabajador en un área específica. 4. Autoridad operativa es aquella que se emplea para tomar determinadas decisiones y ejecutar ciertas acciones, propias de la función del empleado. 5. Autoridad Técnica es la que un individuo debido a su prestigio, experiencia o capacidad, y que le otorga cierto poder e influencia sobre determinados asuntos o materias. 6. Autoridad personal es aquella que ejercen quienes tienen cierto ascendiente sobre otras personas, debido a sus cualidades, bien sean morales, sociales o psicológicas. 

Para cerrar traigo a colación lo planteado por el columnista Luis Fernando Samper G., cuando afirma que “las sociedades se benefician cuando las personas con autoridad acceden al poder. Cuando se alcanzan estas dos distinciones es posible impulsar cambios transcendentales alrededor del respeto que pueden infundir sus decisiones. Una posición de autoridad con poder es la plataforma ideal de liderazgos positivos, que permitan inspirar y convocar en torno a un propósito común que trascienda en el tiempo” El reto esta planteado a pocos meses de nuevas elecciones. 

 

 

 

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta