ColumnistasFelix Ramón Triana

INFORME DE LA CIDH: REACCIÒN DEL GOBIERNO

MI OPINION: Félix Ramón Triana Gaitán Julio 12 - 2021

Se conoció el informe de la CIDH el cual no gusto ni al gobierno ni a quienes hacen parte de este, ello no le quita la importancia que tiene dicho informe para un país como Colombia que se define como demócrata, que consagra el respeto de la dignidad humana según el artículo 1 de su Constitución Política, además firmante de tratados internacionales que defienden los derechos humanos.

Considero que el gobierno en lugar de cuestionar y objetar el informe entregado por la CIDH  debería generar una mesa de trabajo integrada por diferentes actores de la sociedad con el fin de analizar con cabeza fría cada una de las recomendaciones presentadas, ver su pertinencia y bondades con el propósito de superar tan crítico momento que hoy tiene a Colombia en el ojo del huracán internacional, lo cual no es nada sano para las relaciones que debe seguir desarrollando en este campo.  Recordemos que nuestro país no es autónomo económicamente y como tal, requiere de apoyo internacional para los diferentes proyectos que se desarrollan en el territorio nacional. 

Bien lo dice el investigador de Dejusticia y profesor de la Universidad Nacional Rodrigo Uprimny en su columna del pasado domingo en El Espectador, “Ojalá el gobierno Duque se aparte del ejemplo autoritario y dictatorial como el de Nicaragua, el cual igualmente rechazo el informe de la CIDH en virtud a lo que se vive en dicho país,  reconsidere su posición inicial y, en vez de rechazar el informe, vea en el mismo y en su mecanismo de seguimiento que establece, una oportunidad de que la CIDH nos ayude a superar nuestra grave crisis de derechos humanos”

Recomienda Uprimy, tomar en serio las atinadas recomendaciones de la CIDH, empezando por la primera y que anima  todo el informe: la importancia de “promover y reforzar, desde el más alto nivel del Estado, un proceso nacional de dialogo genuino, con enfoque territorial , que permita  la escucha  de todos los sectores, en especial a aquellos que han sido más afectados por discriminación  histórica, social y estructural en el país” así se haría honor a lo planteado por expertos cuando afirman que las crisis son oportunidades de mejora. 

No es nada sano que el presidente de la República manifieste que la CIDH no puede “recomendarle a un país ser tolerante con actos de criminalidad” dado que ello no aparece en ninguno de los 187 párrafos ni en las 41 recomendaciones que presenta el informe. Además, la CIDH es un organismo internacional reconocido que merece respeto. Además estuvo en el país, recogió información de fuente primaria, converso con diferentes actores, y recibió evidencias lo cual le permitió evaluar, confrontar y validar las mismas con el fin de proyectar el informe entregado. 

Desconocer las recomendaciones de este tipo de organismos deja mal ubicados en primera instancia al presidente Duque y en segunda instancia a Colombia en el campo mundial. Me reitero que el gobierno debe revisar con cabeza fría el informe y reconsidere la posición inicial tomada. Otra salida en falso como la que Colombia tuvo en las pasadas elecciones presidenciales de EE. UU no es conveniente para el país; decía mi abuela, el errar es de humanos y el corregir es de hombres. 

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *