NoticiasRegional

Invierno dejará incomunicado al municipio de Dolores por más tiempo

Las autoridades anunciaron además que hay riesgo de represamiento de la quebrada Atá.

Así lo dio a conocer la directora del Ambiente y Gestión del Riesgo del departamento Andrea Mallorquín y el alcalde local Giovanny Herrera, quienes indicaron que desde que ocurrió la emergencia a inicios de este mes en la vía que comunica al municipio de Prado con el municipio de Dolores, se ha venid trabajando con maquinaria pesada para la remoción de tierra, sin embargo, debido a las fuertes precipitaciones de las últimas horas no se ha podido avanzar.

Por su parte, otra grave situación que registra el municipio a causa de las lluvias, es el posible represamiento de la quebrada Atá, por lo que los organismos de socorro de los municipios de Prado y Dolores han encendido las alertas y constante monitoreo.

Luis Eduardo Nieto integrante de la Defensiva Civil de Dolores, durante su intervención en el Consejo Municipal aseveró que, “se está represando la quebrada más todos los arroyos, esto hace que hacia abajo ocasione daños en el puente de Atá y en las viviendas que están ubicadas en el municipio de Prado  

Sumado a lo anterior, el municipio ha tenido problemas con el servicio de energía y de gas domiciliario.

Por su parte, Andrea Mallorquín indicó que están a la espera de definir las ayudas que se le solicitaran al Gobierno Nacional por medio de la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgo y Desastres.

“La Unidad Nacional siempre ha estado pendiente del departamento en todos los requerimientos que hemos realizado, pero debemos tener concretamente que se le solicitará a la Nación”.

Datos

  • El mayor peligro que ocurra aguas abajo del derrumbe es la presencia de fincas ribereñas a dicha quebrada.
  • La vía alterna que tienen los habitantes de Dolores es hacia el municipio de Alpujarra a salir a Neiva. Siendo este un recorrido bastante largo.
  • El derrumbe inicialmente era de aproximadamente 130 metros lineales de vía obstruida, durante la noche del 6 de Enero con un nuevo deslizamiento aumentó aproximadamente a 150 metros lineales de vía obstruida, siendo aproximadamente más de 20.000 metros cúbicos lo que se han movido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *