ColumnistasGustavo Álvarez Gardeazábal

LO ESTÁN VOLVIENDO CHICUCA

Al director del magazín de televisión de las 6 de la tarde lo están moliendo a críticas no solo en columnas periodísticas  como las de Adolfo Zableh Durán en El Tiempo o la de Daniel Coronel en su refugio digital.

Lo están volviendo chicuca en todos los hogares colombianos porque no salen de su asombro y molestia infinita de saberse gobernados por quien no lee la realidad, no se informa antes de emitir sus direccionamientos y se equivoca tan garrafalmente .Pero como su mayor cualidad es la terquedad, no parece capaz de salirnos a presentar excusas por las costosas y a veces ofensivas metidas de pata.

El día que los dos policías mataron al abogado Ordoñez, el director del magazín de televisión de la 6 de la tarde salió a decir que a los policías no se les podía estigmatizar, como si no estuviese viendo el video en donde uno y otro televisor y todas las redes presentaban al par de policías ensañándose sin motivo con un borrachito, disparando 8 veces seguidas sus pistolas eléctricas.

Ningún colombiano estaba estigmatizando a la Policía, todos la estábamos repudiando porque nos sentíamos inseguros e inermes. Unas horas después apareció alabando la gallardía de la Policía, no condenando la estupidez, y como el brujo greñudo que lo asesora debió haberle dicho que esa embarrada había que limpiarla, en vez de salir desde el primer momento a presentar excusas y pedir perdón él mismo al pueblo colombiano, puso al día siguiente a Carlos Holmes Trujillo de mandadero a presentarlas. Y, pese a que todos los días a las 6 sale a moderar el magazín que dirige por todas las cadenas de televisión, y podía mostrarse compungido o aludir con dignidad, ha preferido hasta ahora calificar solamente la reacción agresiva que levantó el asesinato policial.

Tal vez por ello el columnista Zableh de El Tiempo afirma sin que le tiemble la pluma: “Él lo sabe todo, solo que no le importa. Su indiferencia se puede ver en cada uno de sus discursos, donde no dice nada no solo porque carece de empatía, sino porque tampoco tiene carisma. Él debe creer que es un gran líder y que sus palabras inspiran, pero mientras más habla más descontento genera” y Daniel Coronel le remata” Nunca, en la larga historia de gobiernos mediocres de este país, habíamos visto un mandatario tan superado por los hechos, tan desconectado de la realidad, tan empeñado en reclamar méritos ajenos, tan arrogante con los débiles y tan sumiso con los poderosos”

De malas mi patria. Para el más crítico momento de su historia. Con una pandemia matando tanta gente como la que murió en Armero y una crisis económica que nos carcome las entrañas, nos toca el peor de todos para gobernarnos.

Gustavo Alvarez Gardeazábal

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar