NoticiasRegional

Paciente por poco acaba con las urgencias del Hospital de Melgar, la familia no permitió atención especial

Aunque el hombre generó daños a costosos equipos médicos y destrozó una oficina, la familia se negó a pagar por los destrozos.

Un caos completo se vivió este fin de semana en el Hospital Luis Pasteur de Melgar, cuando un hombre con un aparente problema mentales empezó a correr por la central de Urgencias del centro médico.

El desorden se apoderó de las instalaciones cuando el hombre a medio vestir corría por todas partes, empezó a reaccionar de forma violenta rompiendo los cristales de una ventana, despedazó un ventilador, rompió varios elementos de un consultorio y golpeó equipos médicos generando el daño del elemento.

El gerente del hospital Luis Pasteur, Tomás Moreno, habló sobre el incidente y la condición del paciente, “Tuvimos un paciente que entra a la central de urgencias en unas condiciones críticas de problemas mentales… en un momento se desestabiliza y procede de forma violenta tomar acción, rompe un vidrio, daña un ventilador y tumba la dotación biomédica al piso”.

Sin embargo y pese a los daños, al hombre se le brinda la atención para estabilizarlo, “El paciente es medicado de manera inmediata, se procede hacer la remisión a una entidad de mayor complejidad, pero no contábamos con el apoyo de la familia, no hacen ese acompañamiento. Exigen, piden y firman la salida voluntaria del paciente”.

Señaló que especialmente, en el caso de pacientes con patologías mentales, los familiares no brindan el acompañamiento necesario a los pacientes y prefieren llevarlos a las viviendas. Cuando vuelven a tener comportamientos agresivos y difíciles de controlar, son llevados nuevamente a las instalaciones del centro médico y ocasionan emergencias y daños por los cuales después no quieren responder. “Les hacemos el requerimiento de los daños que ocasionó el paciente y como es común en estos casos, dicen que no pagan, que no tienen con que, que no los podemos retener, proceden a irse y nos toca a nosotros como entidad, como municipio, asumir los daños que causó el usuario”.

Para finalizar, hizo énfasis en la falta de pertenencia de algunos melgarenses con una Institución que le sirve a la comunidad. “Esta es la novedad, la tristeza que da al ver que las familias al ver que un paciente comete un error, se estabilizan, se apoya y en vez de generar esa cortesía con la entidad salimos a deberles”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *