ColumnistasMaría del Rosario Guerra

Presupuesto 2021

Las comisiones terceras y cuartas de Senado y Cámara de Representantes dimos luz verde al monto propuesto por el Gobierno Nacional para el Presupuesto General de la Nación de la vigencia 2021, fijado en $314 billones, el cual representa un incremento del 19,2% respecto al presupuesto aprobado para 2020, y 27,7% del PIB. 

Sin duda este presupuesto es de los más importantes en la historia reciente del país, debido a que iniciará su ejecución en medio de la urgente reactivación económica, luego de los negativos efectos de la pandemia por el Covid-19. Son muchos los retos que deja la pandemia, y por ello considero que el monto no solo es ajustado a la realidad económica, social y fiscal del país, sino que ayudará al financiamiento de sectores que han sido fuertemente afectados. 

Dentro de los elementos a destacar del Presupuesto para la vigencia 2021, es el incremento del 22% en el presupuesto de inversión, lo que corresponde a un aumento de $10 billones respecto al aprobado para 2020, al pasar de $43.1 a $53 billones. Ello demuestra el compromiso del Gobierno Nacional, entre otros, de garantizar la continuidad y cobertura de los programas sociales, que, en medio de una de las peores crisis económicas, serán una fuente importante de ingresos para los hogares más vulnerables. Del mismo modo, se reconoce la destinación de $4.3 billones para el Plan de Reactivación de la Economía, el cual estará enfocado principalmente en los sectores de Transporte, Vivienda e Inclusión Social. 

El otro gran rubro del PGN 2021 es el servicio de la deuda, que aumenta 41,6% y alcanza $75.8 billones. A nuestro juicio ese monto puede reducirse en $4 billones para destinar mayor inversión a sectores estratégicos para la reactivación. 

Hablemos de los sectores con mayor incremento en las partidas del presupuesto 2021. Dentro de este grupo, se encuentra el sector Educación, el cual tiene asignado $47 billones, $3 billones más que el aprobado para la vigencia 2020. De igual manera, se destaca el sector Defensa, con una asignación presupuestal de $37.9 billones, lo que representa un incremento de 12,4% respecto al presupuesto asignado para 2020. En ese grupo también tengo que mencionar el sector hacienda, que quedó con una partida de $19.7 billones, $8.6 billones de aumento, para atender proyectos de reactivación, subsidios y compromisos del Plan Nacional de Desarrollo.

Ahora bien, en medio de la actual coyuntura es fundamental mencionar al sector Salud, el cual se consolida como un sector prioritario del presupuesto 2021. El presupuesto es de $35.8 billones, $3 billones más que en 2020, incluidos los recursos asignados por la emergencia. No obstante, el incremento, todavía requiere $2.8 billones más para atender el aseguramiento y a las zonas marginadas. 

A pesar de las bondades descritas y el esfuerzo del gobierno del presidente Iván Duque por focalizar y optimizar los recursos, hay desfinanciación de algunos sectores. Por ejemplo, al sector agropecuario, clave para el proceso de reactivación económica, se le asignaron $1.8 billones, pero está requiriendo al menos $800 mil millones más para fortalecer la compra de tierras para entregar a pequeños productores, más bienes públicos como riego y conocimiento, y apoyo a proyectos productivos. Similar ocurre con el sector de cultura y entretenimiento, uno de los más afectados por la suspensión de actividades durante la emergencia sanitaria. Por tal razón, para reactivar su economía y el espíritu de los colombianos, sería clave incrementar los recursos en $100 mil millones, y así apoyar la reapertura de las 5.600 infraestructuras culturales cerradas y volver a generar los 596.000 empleos.  

Otro sector fundamental para reactivar la economía es el deportivo. La asignación es de $436.145 millones, la mitad de su requerimiento. Por ello creemos que se debe aumentar en al menos $300 mil millones para que pueda responder a la generación de empleo con pequeñas obras en todos los municipios del país, apoyar los juegos intercolegiados, y los compromisos de importantes gestas deportivas, ya que seremos sede en los próximos años, como el Mundial de Atletismo, los Juegos Panamericanos y Bolivarianos, y la Copa América.

El rasero para Uribe

No puedo dejar de lado sectores estratégicos como medio ambiente y ciencia, tecnología e innovación; los cuales en medio de la pandemia nos recordaron su importancia. El primero, por la urgencia que existe de fortalecer el cuidado y la protección de los ecosistemas y la biodiversidad de nuestro país; y el segundo, porque no podemos dejar de formar el talento humano para generar conocimiento, ni de incentivar proyectos de investigación y transferencia de conocimientos, ni de contribuir al desarrollo de nuevos sectores como la bioeconomía. 

El monto del presupuesto aprobado para la vigencia 2021 se ajusta a la realidad fiscal y a la urgencia de reactivar sectores y focalizar los recursos. Es evidente el compromiso con la austeridad en los gastos de personal y en la adquisición de bienes y servicios, los cuales disminuyen. Pero frente a la nueva realidad de una fuerte caída en el crecimiento de la economía estimada este año entre -5,5% y -7,5%, los recursos serán insuficientes. Por ello hay que buscar que los escasos recursos sean multiplicadores de la inversión, se focalicen a generar empleo e ingresos a los colombianos más vulnerables, se ejecuten de manera eficiente y honesta, y aseguren los compromisos del gobierno Duque en el Plan Nacional de Desarrollo. 

Le más de María del Rosario Guerra

@CharoGuerra

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *