NoticiasPolítica

Uribe pide sacar el Ejército a las calles

Aseguró que la idea no busca reprimir las libertades sino prevenir el vandalismo.

Luego de una larga jornada de protestas, movilizaciones y manifestaciones en el país en contra de la reforma tributaria se conoció el balance del día. En algunas de las principales ciudades hubo vandalismo, saqueos a supermercados de cadena y agresiones entre la ciudadanía y los agentes del ESMAD.

Recordemos que diferentes gremios, movimientos y hasta partidos políticos se encuentran en desacuerdo de que el presidente Iván Duque quiere imponer en el Congreso de la República este nuevo proyecto.

Aunque en algunas zonas de del país hubo un acompañamiento de soldados del Ejército Nacional y miembros de la Policía Nacional esto no evitó que se crearan desmanes en ciudades como Bogotá y Cali. Sobre la capital del Valle del Cauca la situación fue tal que desde la gobernación se estableció que se adelantara el toque de queda que, en principio, fue implementado para frenar el nivel de contagio de COVID-19.

Desde el Gobierno nacional, el ministro del Interior, Daniel Palacios, hizo un recuento de la jornada y aseguró que el Gobierno es garante del derecho a la protesta, pero dijo que serán “contundentes para combatir cualquier expresión de violencia” e hizo hincapié en lo sucedido en Cali.

El ministro informó que fueron vandalizados 16 automotores, 14 buses (10 en Cali y 4 en Bogotá), 2 vehículos particulares en la capital del país, tres motos, 21 vehículos y estaciones de TransMilenio, 8 buses y 9 estaciones del Mio en Cali, donde uno de los buses fue incendiado. Además, la Policía capturó a 40 personas en todo el país y 44 miembros de esta entidad fueron heridos, la mayoría en la ciudad de Cali donde 30 uniformados resultaron lesionados.

Durante el día, varios políticos y figuras públicas estuvieron lanzando trinos por medio de las redes sociales donde hubo comentarios a favor y en contra tanto de las manifestaciones como la implementación de la reforma tributaria.

El expresidente Álvaro Uribe no se quedó por fuera de esta lluvia de comentarios y, sobre el comienzo de la jornada, pidió que la fuerza pública se sintiera apoyada por los colombianos. “Que la Fuerza Pública sienta apoyo ciudadano para que haya todo el ánimo de actuar y evitar el vandalismo”, comentó Uribe.

Durante el día se fueron conociendo que hubo varios momentos difíciles. Además de dañar buses de transporte público, en Cali, indígenas misak, tumbaron la estatua del conquistador español Santiago de Belalcázar, entre otras situaciones.

Frente a esto, el líder del partido de ultraderecha, el Centro Democrático, estuvo activo en su cuenta de Twitter señalando que no se le podía dar espacio al vandalismo y que hasta había habido terrorismo en las manifestaciones en Cali. “En Cali el terrorismo destruyó también esta importante estación del Mío. Permitir que se imponga el discurso de debilitamiento de la Fuerza Pública es fortalecer al terrorismo”.

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *