ColumnistasGustavo Álvarez Gardeazábal

Uribe ya no controla ni la yegua

( Dedico esta crónica al colega Álvaro Ramírez González que publicó como mío un artículo que nunca he escrito)

Quienes habíamos visto en el pasado al expresidente Álvaro Uribe Vélez montando en alguno de sus caballos, y más de una  vez hasta llevando en la mano diestra  las riendas y en la otra una taza de tinto  sin dejarla derramar, quedamos asombrados de volverlo a ver en la Feria de La Flores de Medellín  el fin de semana anterior, montando en una competencia equina a la yegua Mixtura, una belleza de animal que hacía gala de trocha pura. Pero más asombró el ver que de las cualidades de duro y avezado jinete le está quedando poca cosa al expresidente. Previéndolo, se hizo acompañar de dos empujadores, uno de ellos lo bastante grande y robusto como para volver a encarrilar a la yegua cuando ante la falta de pulso y mando del jinete, se salía una y otra vez de la pasarela por donde desfilaba. Afortunadamente no era una competencia oficial porque los estrictos jueces lo habrían descalificado.

Probablemente por la edad, pues Uribe ya anda por los 69 años y la chalanería de tan briosos equinos exige riendas más jóvenes o quizás porque el expresidente y sus asesores de imagen, si es que los tiene, pretendían seguir mostrando al buen jinete que era sin medir las consecuencias, el espectáculo les salió fallido y la imagen que nos ha quedado de pronto resulta muy parecida a la que está dando en política, cuando cada vez se comprueba que le es más que imposible manejar las hordas uribistas, ambiciosas de que las siga protegiendo  pero a su vez desesperadas conque los apoye por última vez para no perder el poder que han usufructuado. Para cualquier observador que no use el algoritmo, la falta de rienda encima de Mixtura es igual a la que se le está viendo a Uribe cuando el círculo de fuego que maneja Duque evidentemente apoya la candidatura de Oscar Iván (  los uribistas dicen que hizo parte de la comitiva que le acompañó al Perú  a la posesión de Castillo) .Pero ya se advierte que  el expresidente se siente más cómodo con la candidatura de María Fernanda, que tiene más temple y  verbo para enfrentar a Petro.

Muy probablemente el trascurrir de Uribe durante este último año del fallido  gobierno del presidente Duque, será igual al paseíllo  que hizo  con la yegua Mixtura, y se la pasará corrigiendo el rumbo con empujadores para no caer en tamaña evidencia de pérdida de poder y de rienda frente a sus electores.

Gustavo Álvarez Gardeazábal

El Porce, agosto 13 del 2021

Deja tu opinion

Publicaciones relacionadas