JudicialNoticias

Patrulleros investigados por muerte de estudiante de derecho a la cárcel

La Fiscalía General de la Nación les imputó los delitos de homicidio agravado y tortura agravada.

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías de Bogotá impuso medida de aseguramiento en centro carcelario a los patrulleros Harby Damián Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos, quienes estarían involucrados en la muerte de Javier Humberto Ordóñez Bermúdez, ocurrida el pasado 9 de septiembre en el
noroccidente de Bogotá.

La Juez  29 de control de garantías, los remitió a un centro de reclusión para uniformados en Facatativá.

Durante las audiencias realizadas virtualmente, un fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos imputó a los dos uniformados los delitos de homicidio agravado y tortura agravada. Los cargos no fueron aceptados por los procesados.

El material probatorio y los testimonios dan cuenta de que Rodríguez Díaz y Lloreda
Cubillos habrían realizado el procedimiento policial frente al conjunto residencial en el que vivía el señor Ordóñez Bermúdez, y coordinaron su traslado hasta el CAI de Villa Luz, en la localidad de Engativá.

En este punto, al parecer, hubo otras actuaciones que desencadenaron la muerte del estudiante de derecho, como lo precisó el informe de necropsia realizado por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

La juez 29 se refirió a la necropsia de la víctima en la que dijo, se observa la gran cantidad de golpes que sufrió Ordóñez y consideró que la medida privativa de la libertad es la adecuada para este caso.

“Tuvo que ser muy violento el procedimiento policial”, señaló la juez.

Hay que recordar que en la necropsia se detallaba que tenía, “trauma cerrado de abdomen, de alta energía. Huellas externas de trauma en flanco abdominal izquierdo y región lumbar izquierda que pueden corresponder a elemento de forma curva o redonda”.

Asimismo el documento advierte que tenía “estallido del riñón derecho, con sección completa de arteria y vena renal correspondientes”.

En la necropsia de Medicina Legal que advierte que en su cuerpo había “evidencia de signos de inmovilización. Equimosis en las muñecas, con marcas visibles extremadamente y de patrón regular”, además, tenía un hematoma superficial y profundo en los tejidos blandos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *